Festival solidario Nos seus pes

Fecha de publicación: 17-10-2018

Después de las informaciones que llegan desde Lesbos y otros lugares del mundo, viendo cómo llegaban montones de refugiados a sus playas, niños, jóvenes, ancianos y familias enteras huyendo de las guerras y del escaso futuro en sus lugares de origen, caras de desesperación, miedo, incertidumbre, hambre, frío, familias rotas por la travesía y por la violencia, embarcándose en un viaje incierto, dejando en el camino su dignidad y procurando recuperarla en un destino que le permita tener un futuro... es inevitable que mi cabeza recuerde la historia de mi padre, el vivo reflejo de un mundo y de una Galicia marcada por la emigración...

Soy hijo de la emigración. Mi padre salió con 15 años de una aldea de Ourense (Celeirón) huérfano de padres, en una Galicia de posguerra llena de miseria y necesidad, una hermana de 4 años y unos tios que ejercían de tutores, y que un día le dijeron: ‘Pepiño, tienes que ir a Suiza a buscar trabajo, que tienes que mandar dinero para pagar las deudas de tus padres y buscarle un futuro a tu hermana...’ de lo contrario, la meterían en un convento... A todo esto mi padre no sabía nada de que en Suiza se hablaba otro idioma, ni conocía a nadie que lo pudiera acoger... Salió a la aventura, sin referencias ni ayudas, un niño de 15 años, imaginad: maleta de madera, pantalones cortos y un billete de tren, cara de desesperación, miedo, incertidumbre, hambre, frío, sin papeles ni trabajo y una familia rota por la desgracia… y a sobrevivir!!

Al llegar a Suiza solo le hizo falta una cosa, alguien que le ayudase y entendiese su situación... le salvó la vida!!

El pueblo que ignora su historia, o las historias paralelas que suceden a miles de kilómetros, está condenado a repetirla, con los errores cometidos y no asumidos como tales, así que quizás dramas como los que ahora se viven relativamente lejos, puedan no ser tan ajenos a nosotros como pensamos.

Formamos parte de una sociedad que prioriza los valores universales con los que me siento comprometido: justicia, igualdad, solidaridad... recuperar la idea de Comunidad  y sobre todo reforzar nuestro gran valor que es la Humanidad es posible. Lo que no  vamos a hacer es quedar parados, PODEMOS Y QUEREMOS contribuir, cada uno desde su pequeño mundo y de muy diversas maneras.

Culler de Pau lo hace participando en el Festival 'Nos Seus Pés' y colaborando con PROEM-AID Bomberos Voluntarios en Lesbos  que, como otras ONGs, ofrecen su tiempo, su experiencia y su energía para salvar vidas en el mar. Quieren partir hacia el Mediterráneo en noviembre y precisan medios técnicos y equipamento para poder desarrollar su labor. Necesitan aportaciones económicas inmediatas. El invierno es duro, no hay tiempo que perder y muchas vidas que salvar.

 

Os esperamos... Todos juntos somos uno!!

 

Nº Cuenta: ES4914910001202175491022

www.proemaid.org

info@proemaid.org

Tel. 647977019